Se realizó un mural exigiendo la aparición de Johana Ramallo

“Hoy hace 20 meses que seguimos reclamándole al Poder Judicial, machista y proxeneta que nuestras hijas no están desaparecidas, sino que las desaparecen”, sostuvo Marta Ramallo, mamá de la joven platense que fue vista por última vez el 26 de julio de 2017.  La actividad fue realizada el martes en diagonal 80 y 115 donde familiares  y amigos siguen denunciando abandono por parte del Estado en la búsqueda por la lentitud de la investigación.

“Con este nuevo Fiscal la causa no camina. Nada. Necesito un Fiscal y Juez comprometidos en la búsqueda de Johana. Que busquen y encuentren a nuestras pibas”, señaló Marta en alusión al Fiscal Guillermo Ferrara que reemplazó a Hernán Schapiro. Sostuvo que la causa está inactiva y que en treinta cuerpos hay “mucha gente que ensucia la imagen de Johana”, sin respetar el dolor de la familia.

“A mi nieta la destruye. Porque tiene ocho años y la sigue esperando con el deseo y la necesidad de todo niño de tener a su madre guiándola en cada paso que da día a día”, explicó.

Para Marta,  “Johana es una piba víctima de un Estado que la abandonó en su momento, cuando estaba en situación de consumo y prostitución. Es una piba que con 23 años –cuando se la llevaron de la esquina de 1 y 63 de La Plata- , tenía sueños y metas para ella y su hija. Con Johana se llevaron a su familia también”.

La lucha no es solamente por Johana, “sino que marcho porque no quiero más víctimas de femicidios, no quiero más víctimas de violencia de género y que el Poder Judicial no las escuche, les dé la espalda”.

Víctimas de trata y gatillo fácil

En la esquina donde se pintó el mural de Johana, hay dos imágenes más: la de Omar Cigarán y la de Santiago Maldonado. “Para mí es un orgullo que a partir de hoy en esta plaza esté Johana con ellos, desaparecidos en democracia y víctimas del Estado”.

En el caso del platense Omar Cigarán era “hermano de calle de Johana. Se conocieron cuando tenían 8 años y jugaban juntos. Lo mataron sin preguntarle qué necesidades o sueños tenía” para salir del consumo y la delincuencia. Fue asesinado por una bala policial el 15 de febrero del 2013, cuando tenía 17 años. “A nuestras pibas las desaparece una red de trata, a nuestros pibes el gatillo fácil”, destacó Marta desde Barrio Hipódromo.

Escuchá a Marta Ramallo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *