Policía y Control Urbano avanzó contra vendedores senegaleses: «El operativos se estaba haciendo de manera irregular»

El jueves a la tarde frente a Plaza San Martín oficiales de Control Urbano y de la Policía redujeron de modo violento a un trabajador senegalés para intentar quitarle sus materiales de trabajo. «Lo tomaron del cuello, lo violentaron, no dejándolo respirar», indicó uno de los abogados que intervino, Damián Brumer, quien también sostuvo que el operativo era «irregular».  Con el apoyo de compañeros y vecinos pudo evitar el secuestro de mercadería, pero recibió lesiones al intentar bloquear el móvil en el que se llevarían sus cosas. Finalmente los vendedores pudieron declarar en la Comisaría 1ra como denunciantes, pese a que la Policía se negaba a labrar acta sobre su propio rol en el operativo.

“Hubo un operativo organizado por la Policía Local, Control Urbano y de Provincia. No hubo detenciones. Se quisieron llevar secuestrados los elementos de trabajo de uno de los vendedores ambulantes frente a Plaza san Martín, pero finalmente no lo lograron”, sostuvo Damián Brumer, del Colectivo de abogados de La Ciega que acompañó a los trabajadores en la denuncia.

El operativo lo inició Control Urbano que quiso secuestrar mercadería. “Con el argumento de venta ilegal se estaba llevando adelante el operativo de manera irregular, por ejemplo no estaban labrando el acta contravencional que correspondía”, explicó Brumer a FM Resistencia.

“Cuando el vendedor se resiste, un grupo de oficiales lo tomaron del cuello, lo violentaron, no dejándolo respirar. Entonces desde Control Urbano le sacaron las cosas y las pusieron en un patrullero. Cuando logra zafarse, a modo de protesta se tiró debajo del móvil, en un acto de desesperación para que no se lleven sus cosas, que es todo lo que tiene”, agregó.

Luego de ser atendido por profesionales médicos, tuvo que enfrentarse a un nuevo conflicto en la Comisaría 1ra. “En el momento de labrar el acta del operativo, la Policía quiso desligarse de todo tipo de responsabilidad y endilgársela a Control Urbano. Pero la Policía colaboró y ayudó. Lo pudimos dejar asentado en la declaración de los chicos”, destacó Brumer. Finalmente, las actuaciones quedaron en manos de la Fiscalía nº7 a cargo de Virginia Bravo.

 

Escuchá a Damián Brumer con FM Resistencia

Descarga

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *