Una nueva denuncia por abuso sexual contra el cura Eduardo Lorenzo

Julián Bartoli narró en conferencia de prensa los abusos que sufrió cuando tenía 13 años, desde 1999 a 2001, por parte de Eduardo Lorenzo, quien en ese entonces entonces estaba a cargo de la parroquia platense Nuestra Señora de Lourdes. Exigió que el sacerdote sea detenido, ya que todavía cumple funciones en la Iglesia Inmaculada Madre de Dios en Gonnet a pesar de las denuncias en su contra y sigue en contacto con niños.

“Soy víctima de abuso sexual por parte de un cura que está todavía en actividades en La Plata. Hace 20 años de todo esto. Todo el tiempo he estado armándome, sanando. Y ahora estoy listo como para poder hacer denuncias y hablar. Para todas las demás víctimas que sabemos que están mal, que están siendo amenazadas”, sostuvo Julián, en diálogo con Radio Futura.

“Tiene más de 20 años de abusos de menores. Tengo sospechas de que hay 30 víctimas en total. Ejerció como párroco para tener una fachada y una máscara social que le permita de forma impune y escondido a la luz del día poder estar cerca de sus víctimas”, agregó luego de la conferencia de prensa el martes en la sede platense de la CTA, respaldado por la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico.

“Que esta conferencia sirva para que otros chicos se animen. Conociendo a otras víctimas de Lorenzo que hoy no están en condiciones de hablar, cuando uno escucha los casos, es muy calcado, muy parecido. En diferentes parroquias, en diferentes épocas, pero muy parecido”, describió.

Encubrimiento e intimidaciones

Julián narró que Lorenzo y su entorno, como su abogado, intentó contactarse con los denunciantes días antes de las declaraciones para intimidarlos e incluso ofreció dinero como soborno para que no presten declaración. Ese intento de impunidad es reforzado por el apoyo de la jerarquía de la Iglesia Católica, agregó: “están haciendo como que no pasa nada. Sigue en su modus operandi de encubrimiento y ocultamiento de información”.

De hecho, Lorenzo actualmente es párroco de la Iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet. Antes, fue capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense y confesor del cura abusador Julio César Grassi.

Las denuncias

La primera denuncia fue a mediados de 2008 por la víctima León ante la Unidad Fiscal Nº1 de La Plata, pero a los pocos meses fue archivada, sin tomar pericias ni medidas de prueba. Diez años después se enteraron los padres de los niños que van a la escuela Carmen de Tolosa que a Lorenzo lo iban a trasladar allí desde Gonnet y lograron frenarlo con junta de firmas. Luego se logró que se desarchive la causa y Lorenzo vuelva a estar imputado. A partir de ahí comienzan a aparecer nuevos denunciantes: León en el 2008 en Gonnet, en Olmos en 1993 y en la iglesia de Lourdes en el año 2000.

“Estamos para ayudarlos y escucharlos”, instó Bartoli a las demás víctimas. Pueden contactarse por Facebook: Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico en Argentina.

 

Escuchá a Julián Bartoli, con Radio Futura

Descarga

 

Foto: Pulso Noticias

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *