Suspendieron indagatoria a acusados de torturas en Malvinas: “Creemos que la jueza está cediendo ante el lobby militar”

“Cuanto más cerca estamos de voltear la cortina de hierro de la impunidad, más fuerte es la reacción del otro lado”, sostuvo el abogado del Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas La Plata (CECIM), Jerónimo Guerrero Iraola. La jueza federal de Río Grande, Mariel Borruto, suspendió las indagatorias contra los 18 ex militares denunciados por torturas durante la Guerra de Malvinas. La lectura de la presunta imputación de hechos estaba convocada para fines de junio y principios de julio, pero no se puso nueva fecha.

“Hubo creación de expectativa respecto a las víctimas, y esto las desinfla y produce un proceso de revictimización”, señaló ante Radio Futura el abogado.  Explicó que se había llegado al pedido de indagatoria porque “hay enorme cantidad de pruebas sobre cómo se montó este operativo de tortura por parte del Estado genocida”.

 La causa lleva doce años en el mismo juzgado por hechos de torturas cometidos hace 37 años en las Malvinas. Los pedidos de indagatoria se habían anunciado el año pasado, luego de que se investigasen las denuncias, testimonios y pruebas presentados por las víctimas.

«Lobby militar»

“Creemos que la jueza Mariel Borruto está cediendo ante el lobby militar. Sabemos que los altos mando militares están muy preocupados por la sustanciación de esta causa porque la Guerra de Malvinas es para las Fuerzas Armadas como el lavado de cara que lograron darle después de haber montado un Estado Genocida”, agregó Guerrero Iraola.

Puso en duda el argumento de “falta de personal” para avanzar en el proceso que esgrimió la jueza, porque la causa lleva doce años en el mismo Juzgado del que Borruto forma parte desde hace 25 años, antes en calidad de Secretaria. “Cuando existe la decisión de ir para adelante, se puede avanzar. El tema es cuando uno cede a los lobby de determinadas operaciones”, indicó.

Contra la «cortina de hierro de la impunidad»

La indagatoria es el paso previo al posible procesamiento. Es un acto de defensa garantizado por la Constitución Nacional en el que se le lee a los denunciados los cargos y la presunta imputación de hechos. Luego, pueden negarse a declarar o hacerlo y aportar pruebas  exculpatorias, tras lo cual la jueza tiene diez días para dictar el procesamiento o la falta de mérito.

“Esta causa es una daga al corazón de las Fuerzas Armadas. Está en una instancia similar a la de los Juicios por la Verdad”, trazó un paralelismo con los procesos por delitos de lesa humanidad cometidos en el continente. “Estamos a punto de voltear el marco de impunidad que se construyó en torno a Malvinas. Cuanto más cerca estamos de voltear la cortina de hierro de la impunidad más fuerte es la reacción del otro lado”, sostuvo. El abogado del CECIM confió en que cuando se logre “correr esa cortina de hierro simbólica”, el avance será inevitable “porque los testimonios son muy fuertes”.

 

Escuchá a Jerónimo Guerero Iraola, con Radio Futura

 

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 27/06/2019

    […] explicó el abogado de la organización Jerónimo Guerrero Iraola. También advirtió por el “lobby militar” que presiona sobre el Poder Judicial y busca criminalizar a las […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *