Presencia policial impide ingreso de manteros a Plaza San Martín: «La ropa usada no es un crimen; el hambre de nuestra familia, sí»

En Plaza San Martín hay un amplio despliegue de fuerzas policiales desde la mañana “con intención  de desalojo de nuestros puestos de trabajo”, advirtió Isabel, una de las manteras que vende ropa usada en la modalidad “feria americana”. Este viernes no les permitieron ingresar en la plaza céntrica y apostaron a numerosos policías a su alrededor.

Los manteros formarán “un cordón al costado de la plaza pacíficamente, demostrando la necesidad y el hambre que está pasando nuestro pueblo”  y harán una olla popular a partir de las 13 horas.

“No creo que podamos entrar en la plaza a poner nuestras cosas, pero sí nos vamos a mantener firmes. Nosotros venimos pacíficamente. No vamos a generar ningún tipo de violencia”, explicó en nombre de las centenares de familias que se apostan semanalmente en la plaza para vender alimentos caseros y ropa y elementos usados.

“Nosotros no estamos delinquiendo, no estamos perjudicando a nadie. Solamente queremos trabajar como lo venimos haciendo. Estamos defendiendo nuestra fuente de trabajo. Quiero decirle a este señor Intendente Julio Garro que la ropa usada en la feria americana no es un crimen, pero el hambre de nuestras familias, sí”, indicó.

Escuchá a Isabel, una de las manteras en Plaza San Martín

 

Actualizamos información con testimonios desde Plaza San Martín en el móvil de Daiana Giménez, en el mediodía de este viernes:

Ayelén:“Somos gente que se quiere ganar el mango dignamente. Vendo ropa usada a $20 0 $30 pesos. En el predio de la Municipalidad son sólo seis meses gratis. Después hay que pagar $15.000 por mes. Todos no tenemos los medios para pagarlo”

“De lo que pueda pasar responsabilizamos a Julio Garro. Hay 500 policías desde las 6 de la mañana”

 

Leonardo: “Soy discapacitado. Vendo libros y ropa. Me la rebusco para ayudar a mi mamá y mi nene”.

“El miércoles pasado ya habían avisado que no nos iban a dejar vender. Estábamos sentados y nos vinieron a insultar, hablar de mala manera”

 

“Somos trabajadores sin empleo. Hay jubilados, madres con hijo. Personas como yo que con 50 años no conseguimos trabajo. Entonces reciclamos ropa usada. Y la gente que viene a comprar es porque tampoco nos alcanza su sueldo. Es muy grande la miseria que hay. En vez de apoyarnos vienen a reprimir al trabajador”

 

“Hay mamás que han venido caminando con sus hijos porque no tenemos para pagar boleto de colectivo. Hay abuelos, niños, discapacitados. Somos más de 600 familias. Estamos pensando en el futuro de nuestros hijos. Venimos lunes, miércoles y viernes de 13 a 17 hs.”

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *