Vecines de Nuevo Abasto exigen urbanización prometida: “Ganamos los servicios luego de movilizarnos mucho”

“En el 2015 empezaron las obras con carteles que decían que incluía el agua, la luz y las cloacas, que ganamos después de una presentación judicial” y que se oficializó en un convenio en el 2017, explicó Griselda, vecina de Nuevo Abasto. Es el barrio de 56 hectáreas destinatario de los fondos que el intendente Julio Garro intenta desviar para utilizar en obras en el microcentro y en City Bell. Contó que en el predio junto a calle 520 donde viven alrededor de 500 personas, la electricidad es deficiente, las calles están anegadas, las napas están contaminadas y no hay escuelas ni jardines.

“Desde el Municipio quieren reubicar los fondos de las cloacas que son muy importantes para el barrio que ya tiene un montón de gente viviendo con todos enganchados de la luz, y la queremos pagar.  Cada vez que metemos una cisterna para levantar el agua hacia el tanque explotan todos los cables. Hace tres años venimos con esa situación”, sostuvo Griselda a Radio Raíces Rock.

Lo principal en un barrio “es la luz, el agua, las cloacas, las calles, las escuelas y las salitas. Pero nos hicieron una salita en el fondo que es un contenedor y no alcanza. Es la necesidad de la gente. No tenemos escuela ni jardín”, agregó.

“Negocios con las corporaciones de la construcción”

Cuando exigieron respuesta a la Municipalidad sobre la “reasignación” de fondos, les respondieron que en 15 días “lo van a reevaluar”.  Son 35 millones de pesos que se usarían para las cloacas, y que el Gobierno Municipal quiere usar para la peatonalización de calle 51 entre 5 y 6 y el mejoramiento de la Cantilo en City Bell.

“Están utilizando los fondos municipales para lo que no corresponde. Y encima le están sacando la plata a los sectores más vulnerables para hacer negocios con las mismas corporaciones de la construcción”, advirtió el concejal Gastón Castagneto a FM Resistencia. 

En medio del debate en el Concejo Deliberante, la argumentación del Ejecutivo Municipal fue que no daba la capacidad técnica de la planta de tratamiento de residuos cloacales para poder absorber la nueva conexión. Pero el presidente de la Cooperativa de Provisión de Agua Potable y otros servicios Públicos de Abasto Limitada, Jorge Martínez, informó por escrito a los concejales que eso era falso.

“Los técnicos de la planta dicen que está en condiciones y con esos 35 millones también se podría realizar el mejoramiento de la planta. Desde Cambiemos hablan de un informe de no viabilidad que es del año 2016, pero el convenio con el presupuesto se firmó en el 2017”, y lo sacan a la luz en el 2019, detalló el edil platense.

Escuchá a Griselda, vecina Nuevo Abasto, con Radio Raíces Rock

Escuchá a Gasón Castagneto, con FM Resistencia

Foto: Diario Contexto

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *