Denuncian acciones intimidatorias contra los trabajadores senegaleses