Trabajadorxs de Escribanía bonaerense advirtieron que la escrituración social está en riesgo: “Hoy no está garantizado que sea gratuita”